fbpx

Hola emprendedores!

El siguiente post está dedicado a quienes están en proceso de crear su marca. Y a quienes piensen que deben revisarla. Y a quienes no estén del todo conformes con la comunicación de sus proyectos. En fin, este post está dedicado a cualquier emprendedor que quiera tener una marca sólida, mostrándote cuáles son sus beneficios y cómo podes construirla.

¿Qué es una marca personal?

Cuando se habla de marca personal no solo nos referimos a las aptitudes o prácticas profesionales, sino que incluye una combinación de habilidades y experiencias que te hacen ser vos.

Es la manera que te perciben el resto de las personas gracias a cada acción que llevas a cabo, lo que comunicas y transmitís a diario tanto en el entorno digital como en la vida misma.

Básicamente, una Marca Personal consiste en cosiderarte como una marca comercial con el objetivo de diferenciarse y conseguir mayor éxito profesional. Es algo que se construye día a día, mostrando quién sos y lo que te gusta hacer.

Al desarrollar una marca bien definida, podés fortalecer y potenciar todos esos atributos que te hacen único, permitiéndote destacar en tu sector profesional como expertos en una determinada área o nicho.

En resumen, se trata de gestionar y proyectar la imagen que más te conviene para destacar en tu ámbito de interés. Por eso es imprescindible analizar qué queres transmitir y el modo en lo vas a hacer, con el objetivo de impulsar tu reconocimiento.

10 beneficios de construir una Marca Personal

Lo que más me gusta sobre trabajar en tu propio proyecto de marca personal, es que te obliga a escribir sobre tu profesión y no te queda otra que investigar y organizar ideas. Hay varios beneficios, pero te voy a nombrar 10:

  1. Diferenciarte de otros profesionales
  2. Identificarte y posicionarte como profesional de un sector determinado
  3. Incrementar tu red de contacto, más conocido como networking
  4. Generar confianza
  5. Gestionar tu reputación
  6. Adquirir prestigio, reconocimiento y notoriedad
  7. Influencia en el sector
  8. Crear una comunidad
  9. Atracción de potenciales clientes que buscan solucionar un problema con la solución que brindas
  10. Diversificación de ingresos, propuestas para nuevos proyectos y posibilidades de representar otras marcas
¿Cómo construir una marca personal?

Ya te decidiste que querés crear tu marca personal, pero…¿por dónde empiezo? Te dejo una serie de pasos para iniciar con la creación.

1- Definí tu propósito, misión, visión, valores y propuesta de valor

Igual que las empresas, también necesitamos definir nuestra misión, visión y valores. Son conceptos sobre nosotros mismos para poder construir nuestro plan de marca y definir a dónde vamos.

Cuando tenemos una meta que nos motiva, el esfuerzo diario empieza a cobrar sentido. 

¿Cómo definimos cada item? 

El propósito es el motivo por el cual existe tu marca, es la razón de tus actividades. Cuando tenés definidos tus propósitos, cuando conoces el valor real, lo lleva integrado en su ADN, es decir, ninguna de tus actividades es ajena al propósito que hay detrás. Hacete esta pregunta: ¿Cómo y por qué nace mi marca?

Ejemplo: “ Organizar la información del mundo y hacer que sea universalmente accesible y útil”

La visión define qué queremos lograr en un futuro en la vida. Sin un rumbo es difícil llegar al objetivo y ser el protagonista. Para definirlo hacete esta pregunta: ¿Qué quiero lograr?¿Cómo me veo de acá a 3 o 5 años?

Ejemplo: “Ser un aliado estratégico para mis clientes basado en soluciones y servicios innovadores”

La misión detalla tu contribución con la visión, es el objetivo genérico a largo plazo de lo que querés lograr. Podés hacerte estas preguntas: ¿Para qué hago lo que hago? ¿Qué voy a hacer para conseguirlo?

Ejemplo: “Ayudar a las personas que quieren emprender a construir su marca personal”

Los valores son nuestros principios, virtudes o cualidades que nos caracterizan como personas. Esto se puede convertir en inspiración y motivación para otras personas. Hacete esta pregunta: ¿Cuáles son mis 3 o 5 valores principales?   

Ejemplo: “Creativa, alegre, gentil, respetuosa, colaborativa”

Por último, definir nuestra propuesta de valor, le ayuda a las personas a tener una idea clara, concisa y transparente de cómo tu marca puede ser relevante para él. Este es uno de los pasos claves para crear una estrategia de planificación. Preguntate: ¿Qué me hace diferente? ¿En qué me destaco?

Ejemplo: “Creo que todos pueden emprender para tener su propio negocio, capacitando a todos los que estén dispuestos a salir de su zona de confort y que puedan animarse a salir a este mundo digital sin miedos.”

2- Definí tus objetivos

Uno de los grandes errores que se cometen a la hora de desarrollar tu marca personal es olvidarte de los objetivos.

Los objetivos pueden ser de diversa naturaleza y podés comenzar respondiendo estas preguntas:

  • ¿Qué objetivos profesionales deseas?
  • ¿Hasta dónde quiero llegar?
  • ¿Conseguir nuevo trabajo, clientes…?
  • ¿Vender más?
  • ¿Generar nuevos contactos, oportunidades…?

Podes tener muchos objetivos, pero te aconsejo priorizar y definir los más necesarios e inmediatos.

Por último, estos objetivos tienen que ser SMART: específicos, medibles, alcanzables, realistas y cuantificables en el tiempo.

3- Determina tu público objetivo

Un buen contenido tiene que atraer una gran audiencia o público, pero esto no asegura el éxito, no garantiza que ese sea el público objetivo adecuado para tu marca.

Definir quién es tu público objetivo te ayuda a generar, no solo buen contenido, sino el correcto para lograr tus metas.

4- Definí tu mensaje y tu tono de voz

Poco a poco vas viendo la idea de lo que puede llegar a ser tu marca personal. El siguiente paso es desarrollar la definición del mensaje y el tono de voz.

¿Qué quiero decir? ¿Cómo lo quiero decir? Esto se vuelve complejo con las muchas plataformas de contenido que existen, todas tienen características diferentes, por lo que los públicos son diferentes.

Usa palabras e ideas simples para transmitir el mensaje. Siempre siendo fiel a vos mismo describiendo realmente quien eres. Tenés que ser positivo, abierto, motivar a tu público con el fin de generar confianza y gracias a eso generar fidelidad a tu marca.

La forma y el tono de comunicación la va a ir determinando el público objetivo deseado: puede ser informativo, emocional, cercano, etc.

5- Diseña tu identidad

Otra de las claves para construir una marca personal exitosa es la imagen corporativa. Toda marca personal lleva asociada una imagen que refleja las características de la misma.

No es fácil conseguir una imagen acorde a lo que somos, necesitas tener en cuenta algunos aspectos como:

  • Identificar los conceptos con los que querés que los usuarios reconozcan tu marca personal
  • Relacionar objetos o elementos que le den valor a tu perfil de personal branding
  • Colores y tipografías, no te olvides que estamos hablando de un proceso creativo y todo cuenta para que lo ajustes a tu identidad. Recordá que según estas variables podes expresar una u otra emoción. 
6- Planifica tus acciones

Hasta ahora ya creaste el armazón de tu marca, pero llegó la hora de pasar a la acción. Una marca personal no crece sola, sino que tiene que estar en continuo movimiento. Todo movimiento de tu marca tiene que estar guiado en una planificación de determinadas acciones.

Por lo general, se establece un calendario de acción para ser lo más completo posible, desde las publicaciones en redes sociales, blog, colaboración en otros sitios, creación de videos, ebook, etc.

Hay una gran red de acción que hace que tu marca personal vaya creciendo y ganando más valor. Lo importante es tener inquietud, ganas de aprender y una curiosidad para conocer todo lo relacionado con tus intereses y los de tu público.

La planificación de las acciones tiene que estar unida a la constancia orientada a alcanzar los objetivos planteados.

7- Medí los resultados

Las nuevas tecnologías y redes sociales son las plataformas más importantes en las que se mueve la marca personal, en estas la información fluye en grandes cantidades.

Llegó el momento de saber qué impacto está teniendo la estrategia de marketing personal y para eso tenemos que medir y cuantificar los resultados.

Hay una gran variedad de métricas que te ayudan a ver cómo está resultando tu estrategia de marca personal. Te dejo las más importantes:

  • Alcance o seguimiento: Un buen punto para empezar a hacer un balance del número de tus seguidores. Tener una gran cantidad de seguimiento le da fuerza a tu marca y demuestra que tus mensajes están siendo los correctos para tu público objetivo. 
  • Compromiso: más conocido como Engagement, nos muestra la capacidad de fidelizar y crear relaciones sólidas y duraderas con el público. No es lo mismo un usuario que comenta, da like que otro que no genera ningún feedback.
  • Número de visitas: el tráfico web es una de las grandes métricas que nos da información útil y efectiva sobre el impacto de la marca personal. Número de visitantes, páginas que visitan, clics, cuánto tiempo pasan etc.

Las métricas de la marca personal te puede generar una gran cantidad de información capaz de mostrarte la dirección correcta para tu estrategia de marketing personal.

Estas son las bases para construir una marca personal. Después de esto, ya estás en condiciones de profundizar en la construcción de tu negocio. Si querés monetizar tu marca personal, es imprescindible que diseñes un modelo de negocio, definas tu estructura financiera y registres tu marca.

A nivel estratégico, vas a necesitar incorporar herramientas de marketing y tener, no te digo todas, pero si el 90%, de tus energías, enfocadas en desarrollar un negocio digital. Lo digital es el futuro, y es lo más rentable para vivir de tu Marca Personal.

Hasta la próxima!

Ailu 🙂


Si querés empezar a crear tu Marca Personal y necesitas ayuda mira este servicio que tengo para vos

Categorías: Marca Personal

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×